La AN da la razón a Sacyr sobre la deducción de su actividad exportadora

Publicado: 11 abril, 2019

La AN estima ahora la actividad exportadora de Sacyr por lo que Hacienda deberá devolver la liquidación y sanción impuesta.

Sentencia de la AN de 22/02/2019

Hechos de la deducción por actividad exportadora:

La Inspección considera no procedente de deducción las inversiones efectuadas en las empresas extranjeras denominadas SOMAGUE, SIS CPA, Constructora San José-Ramon y TESFRAN, por considerar que las Inversiones responden a una política da internacionalización de la empresa mediante la Implantación de filiales en otros países que tiene por objeto la realización de la misma actividad que la empresa matriz, no habiéndose acreditado la existencia de una actividad exportadora de bienes y servicios.

En relación a la deducción actividad exportadora, la recurrente afirma:

– La Administración opta por una interpretación excluyente y restrictiva del concepto de «relación directa de la inversión con la actividad exportadora» que es contraria a Derecho, al considerar únicamente la naturaleza matemática de este concepto y no su concepción estructural, reconocida en la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 15 de Junio de 2010.

– Los funcionarios que emiten el acto administrativo carecen de capacidad técnica para fijar el concepto indeterminado de «relación directa de una inversión con la actividad exportadora», por lo que el mismo adolece de falta de motivación.

-La opinión del Gobierno español es clara en el sentido de que la finalidad de la deducción por actividades de exportación iba mucho más allá de la vinculación directa o siquiera indirecta con la exportación de bienes y servicios abarcando también las inversiones en el exterior destinadas a internacionalizar las empresas españolas. Lo contrario constituiría ayuda de Estado y contravendría el Derecho comunitario.

– La Administración vulnera el principio de confianza legítima que obliga a la Administración, por cuanto la Inspección de los tributos admitió expresamente al Grupo Sacyr el derecho a la aplicación de la deducción por actividad exportadora en actuaciones anteriores realizadas sobre esta entidad ( Acta de conformidad incoada a SACYR por los periodos impositivos 1995 a 1998, en los que existían inversiones realizadas en el extranjero y Acta incoada a SACYR VALLEHERMOSO SA en que se admitía la aplicación de la deducción respecto a una sociedad cuyo objeto social exclusivo era el arrendamiento de bienes inmuebles).

La Administración viola el principio de buena fe que obliga a la Administración, por cuanto la doctrina de los actos propios impide a la Administración emitir un acto administrativo con un contenido contrario a otro anterior emitido en relación con el mismo acto administrativo.

– Con carácter subsidiario, la actora considera que todas las inversiones y los gastos controvertidos cumplen el requisito de la existencia de una relación directa con la actividad exportadora, por cuanto no sólo generan importantes flujos de caja a favor de España como consecuencia de las mismas, sino que existe una puesta a disposición de tecnología y know how empresarial del grupo español a favor de sus inversiones en el extranjero gracias a lo cual han obtenido importantes contratos en el exterior que redundan en beneficios que han sido y están siendo objeto de repatriación a España.

La AN respecto a la deducción por actividad exportadora:

El perito propuesto por la recurrente, fija la actividad exportadora en la prestación de servicios que realiza la matriz en favor de las filiales extranjeras consistente en Know How, dividendos e intereses, examinando las correspondientes facturas de los años 2003 a 2011. Los ingresos de la matriz por tales conceptos se cuantifican en 202 millones de euros con un impacto recaudatorio de 53 millones de euros.

Estas conclusiones son confirmadas por el perito judicial que eleva las cantidades al tener en consideración el impacto de la desinversión, que no ha sido considerada por el perito de parte al no tributar en España y lo ha sido por el perito judicial por integrar la balanza de pagos exterior (el perito judicial eleva el impacto recaudatorio a 83 millones de euros).

La conclusión que extraemos de estos informes es que existe actividad exportadora y que esta guarda relación directa con la inversión en las filiales. La razón de operar mediante filiales en el extranjero y no directamente por la matriz en España, se justifica en que tales filiales son necesarias para acudir a licitaciones públicas en el extranjero.

Esta actividad exportadora no puede entenderse, como sostiene el TEAC, como una actividad ordinaria de colaboración en la gestión, pues se trata de una contribución directa a la actividad inmobiliaria de las filiales extranjeras que revierten a la filial mediante la retribución del know how, cobro de dividendos e intereses.

La Inspección niega el carácter de gastos susceptibles de generar la deducción por actividad portadora a una serie de conceptos contabilizados en las cuentas 607020000 «Trabajos realizados por otras empresas. Gastos Generales», 626120000 «Comisiones sobre avales y fianzas», 526020000 «Comisiones, gastos transferencia», varias cuentas del subgrupo 64, 623020009 «Servidos Profesionales sin retención», 629620000 «Gastos por estudios de obras» y 629620001 «Otros gastos por estudios de obras».

No podemos aceptar las afirmaciones del TEAC en orden a la existencia de falta de prueba de estos gastos en su relación con la actividad exportadora. Todos ellos se encuentran vinculados a las actividades de las filiales en el extranjero, en las que se realiza la exportación antes señalada, por lo que no se aporta por la Administración elemento de prueba alguno del que deducir que tales gastos no reúnen los requisitos para su deducción.

Acreditada la existencia de actividad exportadora y sin que exista prueba alguna de que los gastos que la recurrente pretende deducirse no se encuentran vinculados a dicha actividad exportadora, debemos aceptar la deducción de los mismos, por lo que debemos estimar el recurso en este aspecto.

 

Si te ha interesado ... compártelo !